fbpx
Saltear al contenido principal
Especialistas en Soluciones de Impresión y Personalización 902 027 546
IMPRESION-TRANSFER

Impresión Transfer o DTF. ¿Cuál es la mejor solución?

Las soluciones para personalización de materiales a través de la impresión han ido evolucionando proporcionalmente al ritmo que la tecnología ha ido progresando, eso no quiere decir que algunos sistemas de impresión como el transfer se hayan establecido como referencia y hayan ido perfeccionándose en el tiempo sin quedarse obsoletos.

Es por esto que hoy queremos hacer un análisis de este método de impresión en comparación con el sistema DTF, uno de los mas modernos, lo que supone una serie de fortalezas adquiridas por la evolución de la técnica y una serie de debilidades debidas a su “corta trayectoria”. ¿Quién ganará en esta batalla? ¡Vamos a descubrirlo!

Impresión DTF: Pros y Contras.

Como ya sabéis, la impresión DTF o Digital Transfer Film, es un proceso de impresión en el que teóricamente se mezclan procesos digitales con tinta y procesos serigráficos tradicionales. Para ello, se utiliza una impresora CMYK con blanco para hacer la impresión, después debemos hacer un paso previo en el que añadiremos polvos DTF, curaremos el film impreso con calor y posteriormente transferiremos el diseño al textil. El acabado resultante será muy parecido al Transfer serigráfico, con una buena intensidad de color, en ocasiones muy vividas que pueden dar lugar a dar la sensación de un acabado “plastificado” en el diseño transferido.

Al ser un sistema que utiliza tinta líquida de gran densidad requiere de un mantenimiento diario para cuidar que sus cabezales y sistema de impresión no queden obstruidos, además este motivo hace que el proceso sea lento, hasta 12 minutos para imprimir un A3 en doble cara. Estos inconvenientes hacen que sea poco práctica para trabajos de volumen y que además su cabezal sea caro de reemplazar si no hemos cuidado su mantenimiento.

Estos defectos en su mayoría se deben a lo nueva que es su tecnología, lo que hará que siguientes modelos DTF puedan solucionar en parte estas carencias. Una de sus mayores ventajas es su versatilidad, ya que este tipo de impresión es valido para casi cualquier material, pero hay que recordar que sus tintas y soportes no están verificadas por la unión europea para su contacto con pieles humanas, lo que puede dar lugar a diferentes problemas cutáneos.

Impresión transfer: Pros y contras.

El sistema por impresión transfer seguramente sea conocido por todos nosotros, lo que no quita que aún siga siendo un método sólido y versátil de funcionamiento, concretamente en su comparación con el DTF, podríamos decir que, con los medios de impresión adecuados, este sistema es tan sólido como el que ya hemos mencionado, pero además es más rápido y requiere de menos preparación ya que no necesitamos ni de proceso de curación ni de aplicación de polvos DTF. Imprimimos el papel transfer, aplicamos el adhesivo en plancha, retiramos el adhesivo y lo aplicamos a la superficie que queramos.

Al ser una impresión con toners, este tipo de impresión no requiere del mantenimiento de cabezales y están garantizados de por vida, lo que hace de este sistema la mejor opción para grandes tiradas. También imprime sobre casi cualquier tipo de superficie y, además, también cuenta con certificado OEKO TEX europeo tanto en Toners como soportes para el contacto con las personas.

Después de conocer toda esta información nosotros tenemos nuestra elección favorita ¿tienes tu la tuya?

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba